domingo, 4 de enero de 2015

El dirham almohade

Muchas gracias a todos los que seguís el blog. En esta primera entrada del 2015, aprovecho para felicitaros el nuevo año entrante, deseando que se cumplan todo aquello que el pasado 2014 no os trajo.

EL DIRHAM ALMOHADE 

Introducción.

Hacía bastante tiempo que me apetecía escribir una entrada sobre moneda almohade. La primera moneda hispanoárabe que llegó a mis manos fue un dirham almohade que poco me decía a simple vista, pues no era capaz de apreciar nada relevante o de interés en ella, salvo una maraña de caracteres incomprensibles para alguien no familiarizado con el árabe clásico. A base de observación y comparación de ejemplares pude advertir que se repetian los caracteres por lo general, pero algunas llevaban en la parte inferior izquierda una pequeña linea de escritura, la ceca donde se acuñó, cambiaban algunos adornos y poco más. Con no pocas horas de lectura de autores dedicados a su estudio, pude conocer mucho más sobre ellas y hasta supe apreciarlas. Finalmente llegue a comprender de su importancia, pues en el mundo musulmán antiguo fueron parte de una reforma monetaria de similar importancia a la que emprendieron los Reyes Católicos a raíz de la Pragmática, dos siglos más tarde, y tan valorada históricamente.

En la presente entrada no voy a abordar el conjunto de las amonedaciones almohades, dejando de un lado las de oro (la dobla) y si centrándome, de manera intencionada, sólo en la que creo interesa al coleccionista de poco o medio poder adquisitivo, como somos la mayoría. Me refiero al dirham almohade de plata.

Para cualquier coleccionista de moneda hispanoárabe deberían ser atractivas, en primer lugar, por su precio accesible, pues es facir encontrarlas en muy buenas calidades entre 10 y 15 euros (las anónimas, sin califa ni ceca), de 20 a 25 euros las más abundantes con cecas Tlecemen, Fez... Luego hay otras cecas valoradas en torno a los 40-80 euros: Murcia, Córdoba, Málaga, Sevilla, Valencia, Ceuta... En un último orden cecas muy escasas como Mallorca, Jaén, Bugía, y luego están las rarezas, cecas que se saben que existen, pero de las cuales se suelen ver alguna cada X años en alguna subasta, y otras de las que no se tienen certeza de dónde son y que suponen un reto para cualquier estudioso sobre el tema.

El dirham almohade es atráctivo porque, a diferencia de lo que ocurre en otros períodos históricos, suelen aparecer monedas con nomenclaturas de ceca hasta la fecha desconocidas. Os pongo dos ejemplos: uno cercano en el tiempo, el tipo no identificado de la última subasta de Soler y Llach.


El otro viene dado por la clasificación de las monedas halladas en el tesorillo de varios millares de piezas de plata almohade hallado en Pliego de Córdoba en 1959, donde aparecieron monedas con una clara lectura Qartayanna y Baguh (Cartagena y Pliego), que suscitaron numerosas hipótesis de atribución como podreis leer en el excelente artículo "Qartayanna y Baguh, cecas almohades, y la hipótesis de las acuñaciones conmemorativas" de Miguel Vega Martín.



Me ahorro la introducción histórica sobre los almohades, pues podeis encontrar muy buenos apuntes en la biblioteca o en la web. Me centro en lo numismático:

Composición

Leyendas frecuentes del anverso:
- No dios sino Dios/Mahoma enviado de Dios/No fuerza sino en Dios
- Dios es Nuestro Señor/Mahoma nuestro enviado/ (Personaje X) nuestro Imán
Leyendas frecuentes del reverso:
- Dios es Nuestro Señor/Mahoma nuestro enviado/ Al-Madhi nuestro Imán
-Abd Al-Mumin/hijo de Alí/Emir de los Creyentes

Peso aproximado: 1,52 grs.
Medida aproximada: 14 mm.

Instrumento de propaganda
  
El movimiento almohade, originario de Marruecos en el siglo XII, surgió como una reacción a la relajación religiosa de los almorávides, tanto en la península como en el Magreb. En definitiva una nueva fuerza reformadora que alcanza también a la numismática, con nuevas formas, metrología y leyendas cargadas de mensajes religiosos e ideológicos propios. Adoptar la forma cuadrada en los dirhames fue una forma de decir "aquí estamos nosotros y nuestro poder, intransigente en la cuestión de fe y reformador de instituciones y costumbres" Se debió la forma cuadrada, posiblemente, para asociarla, jurídicamente y de hecho con los ponderales, conforme al mandato coránico. Excepcionalmente existen algunos dirhames redondos con la leyenda Al-Mahdi, fueron acuñados en Al-Andalus durante la rebelión anti-almoravide, casi con toda seguridad.

Hablando de Al-Madhi el Imán, aparece completando numerosisimas leyendas. Al-Mahdi ("el guiado") alude al personaje Abu Abd Allah Muhammad Ibn Tumart (1080 - 1128) que fue el líder fundador del movimiento religioso de los almohades. También puede aparecer, aunque no de forma tan frecuente el nombre del califa que la mandó acuñar.

Importante era la cuestión del "peso justo de dirham" (aprox. 1,55 grs.) que debía ser conforme al mandato coránico. Esto hizo innecesario grabar epigráficamente el valor, al ser equivalente la moneda al ponderal dineral. 

En la leyenda destaca la reiteración de la unicidad de Dios, al continuar esta leyenda con la profesión de fe musulmana: No hay Dios sino Dios (Allah), todo está en poder de Dios, no hay poder sino en Dios. Para simplicar la cuestión me conformaré con deciros esta leyenda, que es la más genérica, pues el tema de la traducción del significado de la leyenda ha dado en la doctrina para libros y más libros, debido a que, a veces, es muy dificil encontrar nomenclaturas occidentales actuales para expresiones árabes que tienen sus propias connotaciones solo entendibles en el mundo islámico antiguo.

Si alguién está interesado en profundizar sobre el tema recomiendo la lectura del libro "El mensaje de las monedas almohades, Numismática, traducción y pensamiento islámico, de Miguel Vega Martín y otros, ed. Escuela de traductores de Toledo", que aborda con profundidad tan compleja temática.

Escritura y adornos

Los caracteres de escritura que figuran en los dirhames almohades son nasji o cursivo, a veces florido, con anillo y puntos o rayas que corresponden a signos auxiliares de la escritura que facilitan su lectura. La adopción generalizada de la escritura nasjí puede interpretarse como un elemento de identificación auténticamente marroquí, frente al cúfico asociado a la numismática de los almorávides, considerados extranjeros saháricos. El hecho que los almorávides acuñaran circunstancial y tardíamente quirates con caligrafía nasjí, y que existan dirhames almohades con escritura cúfica, posiblemente de ceca tunecina, no invalida la interpretación anterior, según Fontenla Ballesta.

A diferencia de lo que nos tiene aconstumbrado la moneda califal, los dirhames almohades tienen poca variedad de adornos. Para Pérez Higuera, algunos están decorados con sarmientos de vid, adornos de tradición grecorromana y que proliferan en esta época, y son una alusión a la prosperidad y a la abundancia. En cuanto a la orla de puntos, algunos autores lo ven con una forma de representar el ensalzamiento de Dios.

De forma muy excepcional han salido a la luz algunas monedas donde parece que los adornos cobran un mayor protagonismo. Me remito a la próxima subasta de Soler y Llach de 26 de febrero de 2016. En la siguiente imagen aparece una secuencia de circulos, esvásticas y un triangulo con tres puntos en su interior.


Distinción de otras tipologías
Existen otros dos tipos de dirham bastante similares al almohade que quizás puedan suscitar dudas en el coleccionista novicio. De uno ya hemos mencionado algo, el millarés o dirham de imitación cristiana, que fue acuñado en algunas ciudades europeas a modo de "imitación" o "falsificación" del dirham almohade, con objeto de facilitar las relaciones comerciales con el Norte de África. 

Aunque en un inicio los millareses tenian baja plata; en una segunda etapa tuvieron un mayor contenido de metal noble, lo cual repercute en una pieza de mayor calidad, esto es para nosotros coleccionistas, una primera forma de diferenciarlos. Aunque los millareses presentan una acuñación muy esmerada en apariencia, su escritura suele ser degenerada no presentando un grabado uniforme. La escritura se muestra excesivamente despejada, dejando espacios "limpios" amplios en el cospel. Los caracteres suelen ser pequeños en comparación con las almohades, alternándose letras de distinto tamaño. Las tres líneas de escrituras (sin contar la de la ceca, si la tuvieren) se presentan muy uniformes y rectas.  Para un ojo más familiarizado con la lectura árabe, también presentan errores gramaticales. Aquí cuatro ejemplo de millareses de distintos estilos, todos ellos de la Subasta Soler y Llach de 14/07/2014.
 
Y aquí un millarés de ceca Ceuta (el de arriba) comparado con otro "auténtico" dirham almohade, también de Ceuta (el de abajo, de la Subasta Aureo 5/02/15). Las diferencias son notables.

Recientemente Almudena Ariza ha publicado un interesantisimo artículo en la revista Hécate, dónde hace una recopilación de la biografía dedicada al millarés ("El millarés. Revisión Historiográfica") y cuya lectura os recomiendo.

La otra pieza que presenta cierta similitud con el dirham almohade, es el dirham nazarí (nasrí). Este tipo presenta un módulo de 15 mm. y un peso aproximado de 1,50 grs, pero también los hay de mayor tamaño y peso. Suele abundar el anónimo, pero también se prodigan las acuñaciones en las que aparece el nombre del Emir, Ali ben Sa´d o Muhammad. Unicamente se emitieron en las cecas de Granada (las mayoritarias), Almeria, Guadix, Murcia, Málaga y Ceuta. Aunque recientemente, alguno se ha atribuido a Ronda. En el dirham nasrí, la leyenda del anverso: No Dios sino Dios. Mahoma enviado de Dios/ En el reverso: Siervo de Dios + nombre de Emir + ceca (en las anónimas: Y no vencedor, sino Dios. Granada). En conclusión, la lectura de la leyenda es lo determinante para distinguirlas. 

Para más información no podeis prescindir de la lectura del artículo del Prof. Alberto Cantó, "Algunas consideraciones sobre la moneda nazarí"

En la web www.numismaticamedieval.com hemos incluído una sección fija con imagenes de dirhames de distintas cecas y la escritura de las misma, a modo de pequeño taller de identificación. Sección que iremos actualizando con imagenes de las cecas que vayan apareciendo en foros, subastas, etc.


Véase támbien el artículo "Primeras acuñaciones almohades"
Recomendación: Crisis y evolución del discurso numismático almohade, de Salvador Peña Martín y Miguel Vega Martín

1 comentarios:

jose dijo...

Muy buenas explicación!! A nosotros personalmente nos encanta las piezas medievales y de la antigüedad clásica.
Muy buen trabajo, seguro que resulta de ayuda a muchos numismáticos. Saludos

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En breve será publicado