lunes, 13 de enero de 2014

El denario burgalés de Alfonso VIII

Aquí os presento un magnífico trabajo de limpieza de una moneda de vellón, en este caso un dinero de Alfonso VIII, ceca E (¿Extremaduri?) realizado por nuestro compañero Aquilino ("Navarrorum" en los foros numismáticos). La imagen comparativa del antes y el después evidencia la excepcionalidad del trabajo realizado.

Este dinero, cuya emisión se situa a partir del 1195 (A. Roma), se conoce popularmente como dinero "burgalés" pensándose por muchos que es una serie vinculada a Burgos. Creo que el argumento de esta creencia radica en que Alfonso VIII fue uno de los reyes que más hizo, y más legado ha dejado en Burgos.  Monumentos tan importantes como el Hospital del Rey o el Monasterio de las Huelgas Reales o hechos históricos tan significativos como la declaración de mayoría de edad del propio rey en Cortes celebradas en 1170 en Burgos y que propició que pasara a ser Rey de Castilla y Toledo, son algunos ejemplos de ello.
 
Antonio Roma clasifica este dinero, de leyendas ANFVS REX / CASTELA, como el nº 192 en su libro "Emisiones monetarias leonesas y castellanas de la Edad Media" recogiendo 21 tipologías distintas que  combinan desde marcas como estrellas y crecientes, y letras como C (¿Calahorra?), E (¿Extremaduri?), L (¿León?) ¿Logroño?), N (¿Nájera?), etc. Curiosamente una de las que reúne el consenso mayoritario de la doctrina en cuanto a la ceca es la de estrella y B, que unánimente se atribuye a Burgos (acaso por esa vinculación que hemos mencionado tenía el monarca con esta localidad), aparte de la variante estrella y estrella, que se atribuye a Toledo (por cierto, cada vez más extendida la idea que estrella representa el lugar donde radica la Corte, por asignación Toledo. Pero en períodos bélicos la corte era itinerante y estaba situada donde lo estuviera el propio rey. Quizás esto explique el gran número de combinaciones estrella-letra existentes para este tipo).
 Imagen de www.wikimoneda.com


En los textos medievales el término "burgaleses" sólo se menciona en documentos fechados entre 1207 y 1217, anteriormente se les denominaba "denarios". Pero al morir Fernando III, la cosa cambia y se dice (en las crónicas):

“porque en aquel tienpo del rey don Ferrando corria en Castilla la moneda de los pepiones, et en el reyno de Leon la moneda de los leoneses, et de aquellos pepiones valian çiento e ochenta el marauedi et las conpras pequeñas fazian los mencales que fazian diez e ocho pepiones el mencal e diez mencales el marauedi"


No se citaba a los dineros burgaleses por ningún sitio. Posteriormente, en época de Alfonso X, se cita de nuevo el término "burgaleses": "e el rey don Alfonso su fijo en el comienço de su reynado mando desfazer la moneda de los pepiones, et fizo labrar la moneda de los burgaleses que valian nouenta dineros el marauedi, et las conpras pequeñas se fazian a sueldos, et seys dineros de aquellos valian vn sueldo, et quinze sueldos valian vn marauedi" 

El motivo del porqué desaparece "burgaleses" de la documentación, no lo sabemos, pero si que deja una segunda incógnita ¿porqué llamar burgalés a una nueva moneda que ya existía desde tiempos de Fernando III?. Quizás el origen de la respuesta esté en la raiz etimológica de "burgalés" que no viene de Burgis (Burgos) sino de burguesis, moneta burguesis o moneda del burgo o del pueblo llano, citándose en la documentación "denariorum Burgensis monete". 

Me consta que algún autor, proponente de estas ideas, nos aclarará más en el futuro. Que cada cual saque sus propias conclusiones sobre lo expuesto.


1 comentarios:

francho.na dijo...

Muy bonitas monedas estas de los burgaleses, yo hace años que me intereso por ellas y echo en falta un estudio monográfico sobre las mismas, pues creo que dan mucho de sí.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En breve será publicado