jueves, 18 de abril de 2013

Comentarios de piezas numismáticas de la subasta de 8 de mayo de 2013 de Herrero

      Los aficionados a la numismática medieval estamos de enhorabuena, el próximo 8 de mayo se celebra una nueva subasta de la casa Herrero. Aparte de las conocidas de la colección Huntington (EX-HSA) de Subastas Vico, en el tiempo que llevo haciendo seguimientos a casas de subastas, pienso que las monedas medievales que oferta Herrero en sus subastas están siendo las más interesantes para analizar históricamente.

        En esta ocasión nuestro colaborador, Dr. Eduardo Fuentes Ganzo ha comentado, EN EXCLUSIVA PARA ESTA WEB, dos monedas monedas importantes (lotes nº 324 y 333) desde el punto de vista histórico y numismático. Creo que el Prof. Fuentes Ganzo necesita poca presentación, ya que de todos es conocido su extensa aportación al estudio de la moneda española y, muy en particular, a la moneda castellano leonesa. Te estoy profundamente agradecido amigo Eduardo.

       Por mi parte, yo mismo me he centrado en el comentario de otras dos monedas, si bien quizás más conocidas por el coleccionista, pero en las que creo que también es importante detenerse. 

      Antes de empezar me gustaría hacer un llamamiento, con el máximo respeto, a Subastas Herrero con objeto de que intenten realizar un esfuerzo por mejorar las visualización de las monedas ofertadas en su web. Hoy en dia se disponen de mecanismos informáticos más avanzados que el pdf. que permitirían una mejor apreciación y valoración de las monedas por parte de los coleccionistas, que en definitiva somos clientes potenciales y finales. Dicho esto, os dejo con los comentarios.


Comentarios sobre piezas numismáticas de la subasta Herrero de 8 de mayo de 2012 
Eduardo Fuentes Ganzo y José David Rodríguez Prados
El plagio es un delito contra la propiedad intelectual, si necesitas acceder a contenidos consulta con el administrador
El plagio es un delito contra la propiedad intelectual, si necesitas acceder a contenidos consulta con el administrador
El plagio es un delito contra la propiedad intelectual, si necesitas acceder a contenidos consulta con el administrador

Lote nº 324



De entre la muy variada e interesante numaria de Alfonso VII, se trata de uno de los dineros inaugurales con el busto del monarca, y de frente, que solo tienen el precedente en su madre Urraca. La pieza se adscribe a las de la serie “IMPERATOR” por tanto posteriores a su intitulación como “Imperator hispaniaeen mayo de  1135. Existen más de una veintena de variantes tipológicas y de leyenda de la misma, incluso algunas con marca “B” (probablemente de Burgos en anverso y reverso). A pesar de ello es una pieza rica en plata de notable singularidad y belleza: partiendo de unos burdos, simplificados y muy románicos trazos del anverso en el busto, hay que reseñar una espléndida corona de enorme dimensión con roeles o carbúnculos  que sin duda simbolizan las piedras preciosas y gemas de una corona imperial muy voluminosa (en otras variantes la corona es triangular o pentacular), a la que de hecho se alude en la Chronica aldefonsi, al referirse a la ceremonia de exaltación  imperial  con unacorona de oro puro y piedras preciosas”. De hecho como elemento iconográfico más próximo (no nos sirven los garbados del tumbo A de Santiago que son casi un siglo posterior) tenemos un texto miniado casi coetáneo,  la Biblia Románica de San Isidoro, códice nº 3 de la Basílica leonesa, en que se aprecian en las representaciones regias (por ende del emperador) una corona de gran dimensión y con gemas. 

La pieza se emparenta con otras de la serie  “IMPERATOR” en que se da una casi total coincidencia de reverso (A.B. 82), con identidad de la cruz y leyenda “Imperator”, pero en el que varia el anverso sustituyendo la efigie del monarca coronada por un león pasante a derecha  con cabeza girada y la leyenda “Leoni” por  “Leonis civi”. 

La mención LEONIS CI(VI) de la Leyenda de anverso, a nuestro juicio no hace referencia a la ceca o taller sino a la tipología de dinero leonés,  teniendo en ocasiones marcas como “L”, “B”,  punto, creciente o “estrella” como en este caso (marca a la que León España atribuía la condición de ceca de corte), en un momento en que comienzan a aparecer nuevas cecas o talleres de acuñación (además de los regios de León y Toledo, el concesionario de Santiago o los ocasionales de Segovia y Palencia).  La cruz patada del reverso con la variante de leyenda IMPREATOI(R) entronca directamente con la hermosa factura de las primeras acuñaciones en vellón rico de Alfonso VI.


Lote nº 333


          Otro ejemplar dónde se advierten mejor los detalles, también de Herrero

Esta moneda de Alfonso VIII (la primera imagen), muy bella por la patina y conservación, de óbolo o divisor de un dinero de idéntica tipología, es sin duda posterior a 1169, mayoría de Edad de Alfonso VIII –rey desde los 3 años-, pero no muy posterior,  no más allá de 1170-1171, como justificaremos. Muy anterior a las piezas de efigie a caballo que corresponderían  a la batalla de Alarcos de 1195  y desde luego al tipo inmovilizado de busto coronado de anverso y castillo de reverso, posteriores a la batalla de la Navas de 1212 y a todo el inicio de las acuñaciones áureas alfonsinas. 

Pensamos que esta emisión del dinero y su divisor es la respuesta iconográfica parlante a la anterior emisión de minoría en que aparece la efigie coronada de un rey con espada a la derecha y palma a la izquierda y con un niño a su derecha (Fernando II rey de León y tutor de Alfonso –el niño que aparece efigiado-). Ab. 158. Al cumplir los 14 años el rey, se declara la plenitud de soberanía y mayoría de edad  y unas vez restañadas las disputas entre los Laras y los Castros, se le va a representar igual que se representaba a  su tío tutor, en pie, ya adulto con palma y espada (aunque se prescinda de la corona) pero ahora la leyenda es inequívoca con respecto a la pieza anterior: ya no “Fernand-vs Rex” sino  “REX ALFONSVS”. La paradoja histórica fue que tras su largo y dilatado reinado, será este monarca el que invierta las preponderancias entre Castilla y León;  será un Alfonso VIII adulto, triunfador en las Navas y con predominio y ascendiente en Hispania, quien  arme caballero , haga vasallo y case con su hija al último rey leonés, su sobrino Alfonso IX.

Lote nº 335



          Hijo de Fernando III, el Santo, El Infante D. Enrique se significó por su participación en la conquista de la ciudad de Sevilla, capitulándose, por deseo de Fernando III, que una vez conquistados Arcos, Lebrija, Morón de la Frontera y Medina Sidonia, pasarían a ser señorios del Infante. Las dos primeras plazas fueron conquistadas en 1253 (un año después de la muerte de Fernando III), pero el vigente rey y hermano del Infante, Alfonso X no cumplió las disposiciones paternas. Esto provocó el inicio del enfrentamiento entre el Infante D. Enrique y Alfonso X.

           El Infante tuvo contactos con Jaime I de Aragón, y luego con el monarca Enrique III de Inglaterra con objeto de recabar aliados para alzarse en armas contra su hermano Alfonso X. Todo ello desde el extranjero, dado que el Infante no contaba con suficientes apoyo como desposeer al rey Sabio de su corona. No nos detendremos en los episodios de Túnez o su estancia en Roma donde fue preso y años más tarde liberando por Sancho IV, regresando a Castilla cono una gran acogida. 


        Nos interesa el episodio por el cual el Infante fue tutor del hijo del rey, el futuro Fernando IV, junto a María de Molina, esposa del fallecido Sancho IV. Por tipología este tipo de dinero se asemeja a las acuñaciones de Fernando IV y deben situarse entre el 1295 y el 1303. Hablamos de las emisiones con ceca S (Sevilla) con la leyenda E: REX, de vellón pobre. La propuesta en la subasta de Herrero, de vellón rico, se menciona como posible inédita de ¿Cuenca? Para empezar no se aprecia con claridad que empiece la leyenda del anverso (la del castillo) por E. La tipología es calcada a las de Fernando IV con león pasante a izquierdas y cuenco achaparrado sin base (Roma, 215, 4-a) similar a este presentado en OMNI hace más de un año, dónde la F es algo más perceptible (ojo, nos referimos siempre a la del castillo, no a la del león, leyenda ET LEGIONIS). Históricamente no he podido encontrar fuentes de información que pudieran refrendar que el Infante acuñara en Cuenca, aunque sigo en la búsqueda.

Lote nº 320


         Ocupados los almorávides desde mediados del reinado de ´Ali ben Yüsuf en sofocar la sublevación de los almohades en Marruecos que amenazaban su poder en Al-Andalus, comienzan a propagarse las ideas de los fanáticos sufíes por mediación de la secta "los muridin", cuyo jefe Ahmad ben Qasï excita a sus discípulos a rebelarse contra los almorávides consiguiendo su primera victoria en Mértola (539 H). Desde ese momento la sublevación se extiende como un reguero de pólvora sumandose a ella los cadíes y caudillos como Aben Hamdïm en Córdoba o Aben Hüd en Murcia.

         Es lo que se conoce como segundo reino de taifas o sublevación de taifas almorávides. También entre las taifas sublevadas hubo enfrentamientos internos con objeto de hacers con el poder supremo de Al-Andalus. El propio Ahmad ben Qasï solicitó el apoyo de los almohades de Marruecos sin reparar en las consecuencias de ello. Ni el gobernador general de los almorávides en Al-Andalus, Yahyà aben Ganiya ni las propias taifas sublevadas lograron resistir el empuje de los almohades y tuvieron que ceder sus territorios a éstos. Solo lograron perdurar el reino de Valencia y Murcia hasta la muerte de Muhammad ben Sa´d aben Mardanis (el rey lobo) en 567 H y el reino de Mallorca hasta el 600 H que cayó en poder de los almohades.

       Los territorios sublevados al poder almorávide acuñaron moneda de oro y plata, (dinares, dirhemes y quirates) sin apenas diferencias con las monedas almorávides, salvo la sustitución del nombre de antiguo gobernante por el de turno. Pero en algunas ocasiones, como la moneda que nos ocupa, se deja el nombre en el anonimáto y se sustituye por una leyenda religiosa. Como se dice en la descripción corresponde a la ceca de Badajoz (BATALYAÜS, بطليوس). El estilo de escritura es el cursivo o nasji.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En breve será publicado