jueves, 14 de junio de 2012

Otro caso de ceca controvertida ¿Oviedo? ¿Salamanca? ¿Mérida?

Por José David Rodríguez Prados

La casualidad nos ha llevado a que, en escaso intervalo de tiempo, discutamos sobre la atribución a Oviedo de ciertas monedas. Ya dedicamos a ello una controvertida entrada sobre un precioso dinero que se disputaban Oviedo y León. 

Ahora otro caso controvertido: os presento la que ha sido mi mas reciente adquisición, este dinero de Alfonso IX (1188 – 1230)- Leyenda anverso: Leo (León)  a la derecha, encima una cruz creciente y una estrella, delante lo que presumiblemente es una O (aunque también hay quien opina que puede ser una E, como veremos más adelante). Leyenda reverso: ANFONS REX. Cruz equilateral floreada cortando la leyenda, la cual va comprendida entre dos circulos de punto; en el exterior e interior cuatro flores. 18 mm. 0,6 grs. A. Burgos nº 127.

 
Vamos a comenzar presumiendo que pueda tratarse de una O. Partiendo de esa hipótesis, lo primero a decir es que esta moneda se atribuyó durante mucho tiempo a Orense, sin embargo autores como Benjamín García Álvarez pusieron de relieve que la pieza correspondía a Oveto (Oviedo) en virtud a diversos hallazgos producidos y en base a que diversos acontecimientos producidos en la ciudad como el amullaramiento de la ciudad, la autonomía municipal con la autonomía de la autoridad eclesiástica, así como la fundación del Monasterio de Sta. María de Valdediós, acontecimientos que necesitaron de acuñación de moneda. Oriol Pernas añadió otro argumento señalando que a la ciudad de Orense, que se denominaba AVRIA, correspondía como marca de ceca la inicial A en vez de O.

Escudo de Oviedo.svgGil Farrés ya afirmó la posibilidad de existencia de un taller de moneda real en Oviedo basándose en un documento del Cabildo Catedralicio de Oviedo que menciona "treinta y dos maravedis y dos sueldos y medio de la moneda del rey", que implica otra "no real". Y aunque Gil Farrés no cita el documento a que se refiere ni tampoco indica si en el texto de dicho documento se hace alguna alusión concreta a que hayan sido batidas estas monedas en una posible ceca real en Oviedo, parece que así lo presupone, cuando deduce la posibilidad de existencia de otra no real. Existen otros pergaminos de dicho archivo catedralicio de los que parece deducirse la posible existencia de una ceca real y de otra no real, o concesionaria en Oviedo allá por los años 1220 y 1221, fechas de datación de los dichos documentos durante el reinado de Alfonso IX de León.

Orol Pernas, en su obra: Acuñaciones de Alfonso IX, de Editorial Vico, Madrid, 1982, página 54, nos dice que la O de la ceca está grabada, como es normal en esta época, en dos trazos semicirculares, y como característica curiosa de esta tipología señala que elas orejas del león son puntos, contrariamente a todas las otras cecas en que las representa con dos pequeños semicírculos.

Aunque documentalmente, hasta la fecha, no conozcamos instrumentos que confirmen la existencia de una ceca real en Oviedo, es presumible suponer que, de haber existido por las fechas aludidas, podría haber estado ubicada en alguna dependencia de residencias reales, administrativas o, más probablemente, en lo que fuera castillo o fortaleza de la ciudad y que, una vez instalada la corte ya definitivamente en León, fueron destinadas a otros servicios administrativos para el gobierno de Oviedo, hospital de peregrinos, cárcel y otros.

A la muerte de Alfonso VII “El Emperador”, se divide la corona, dejando el Reino de León a Fernando II, y el de Castilla a su primogénito Sancho III (1157-1158) que casó con Doña Blanca de Navarra y de cuyo matrimonio nació en 1155 Alfonso VIII, que reinó de 1158 a 1214, el cual solo contaba tres años a la muerte de su padre, que le dio por ayo y tutor a Don Gutierre Fernández de Castro, apoderándose de la tutela los Lara. Para acabar con estos disturbios, su tío, Fernando II de León, vino a Castilla para reclamar para él la tutela y crianza de su sobrino, haciéndolo con tanta energía que el jefe de la casa de los Lara le ofreció el gobierno del reino, el cual ejerció desde 1160 a 1170 solamente en algunas plazas como Toledo. En este caso concreto, podrían haberse batido monedas en Oviedo por Fernando II a nombre de su sobrino, durante los años que ejerció la tutela sobre aquél, aunque nos parece poco probable que esto ocurriera, dado que no conocemos, hasta la fecha, monedas de este reinado de cecas ubicadas en todo lo que fue en aquellos tiempos el Reino de León, mientras que abundan las batidas en las diversas cecas de Castilla.


León Hernández-Canut también apunta que en Oviedo pudiera acuñarse moneda, dado que se trataria de un enclave, por esas fechas, importante dentro de la ruta de los peregrinos a Santiago de Compostela, señalando, sin margen a la duda que la O es representativa de Oviedo a modo de ceca concesionaria.

Otra posibilidad es que estemos ante una "E". En esta moneda, cuya imagen pongo a continuación, la inicial es claramente apreciable delante del león.

Este dinero de Alfonso IX ha sido tradicionalmente atribuido a Salamanca por autores como León España, Fuentes Ganzo y Antonio Orol, entre otros. Como argumentos a favor de esta asignación se indica que la inicial se correspondería con una derivación de la marca tradicional de esta ceca, y por otro lado se apunta a que Salamanca era un enclave poblacional importante en tiempos de Alfonso IX, si bien sin llegar a los mismos terminos que la capital del reino, León. Prueba de esta importancia puede ser el hecho de que el propio Alfonso IX concediera la categoria de Studium generale a las Escuelas Catedralicias salmantinas esas Escuelas, debido a la calidad de sus enseñanzas. Este reconocimiento data de 1218, fecha que se considera como nacimiento del "Studii salmantini"


No debemos caer en el error de considerar que la nomenclatura "E" corresponde a "Extrema Durii" (expresión latina que significa "Frontera del Duero". Es cierto que la nomenclatura de “Extrema Durii” era empleada por los documentos y crónicas medievales para referirse a los territorios comprendidos entre el Duero y el Sistema Central, pero la asignación de la ceca una moneda siempre corresponde a un lugar concreto y no a un territorio tan extenso e indeterminado como Extrema Durii. Prueba de esta indeterminación, como apunta Domingo Domené, es que existieron al menos tres extremaduras: la castellana (recordemos la divisa del escudo de Soria: “Soria pura, cabeza de Extremadura”), la portuguesa (una amplia región que llegaba muy hasta el sur del país vecino) y la leonesa, dónde se incluiría Salamanca y que posiblemente alcanzó las actuales provincias de Cáceres y Badajoz.


Una nueva linea de investigación se abre con los que consideran que esta moneda debería atribuirse a Eméritam Augusta (Mérida). Aunque en contra de esta hipotesis juega el tiempo: Mérida fuen conquistada en febrero de 1230 por Alfonso IX, quien murió en septiembre de 1230, por lo que tuvo escasos meses para producir tan ingente cantidad de moneda de este tipo, pero la posibilidad históricamente existe. Por otro lado, existe algun documento como el señalado por González González, Julio: Alfonso IX, t. II, Madrid, 1944, pp. 711. Concesión de Alfonso IX al monasterio de Montederramo de la heredad de Averece exenta de lo que se recaude por el pecho de moneda.“et pro temerario regie parti in penam mille morabetinos exolvat… carta apud Emeritam", lo cual denota flujo monetario es esta localidad. Y no solo eso, Alfonso IX convierte a Emeritam en principal sede del priorato de San Marcos de León de la órden de Santiago, lo cual le dá un prestigioso rango militar y eclesiástico. Anteriormente fue sede episcopal de primer orden hasta el año 1119, que es trasladada a Santiago de Compostela. En definitiva un enclave que por importancia militar y eclesiástica muy bien pudo también ser ceca acuñadora.
 
Vaya por delante mi enorme agradecimiento a todos los compañeros de Imperio-Numismático que hace dos años dejaron sus comentarios sobre esta moneda de mi colección y que han servido de guía para la elaboración de este artículo.

Bibliografía:

Cepa del Valle, Enrique "Acuñación de la moneda en Asturias durante la Edad Media" NVMISMA 1984 nº 186-191, pgs 295 - 307

Dpto. de Historia Medieval de la Universidad de Oviedo "Circulación monetaria en Asturias durante la alta Edad Media (siglos VIII-XII)" NVMISMA 1984 nº 186-191, pgs 239 - 259 

García Álvarez, Benjamín "Los dineros de vellón de Alfonso IX con la ceca O ¿son de Oviedo?  NVMISMA 1984 nº 186-191, pgs 291 - 294. 


León Hernández-Canut "Las monedas de Oviedo", artículo de la Nueva España de 24/09/2007


León Hernández-Canut, «La Moneda Medieval. Acuñación de moneda en Oviedo. Folleto», Cuadrítptico para la Exposición realizada el 28 de septiembre de 2007 en la Sala de Exposiciones de Cajastur, (Oviedo, 28 de septiembre 2007).


Domené Domingo "¿Qué era Extremadura?, Revista Universo Extremeño nº 1, año 2006

http://es.wikipedia.org/


Web www. imperio-numismatico.com




0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En breve será publicado