lunes, 13 de febrero de 2012

Evolución de la leyenda cristiana en la moneda medieval española a partir del siglo XIII (segunda parte)

Quisiera dedicar esta entrada a una de nuestras más fieles seguidoras, Purificación Jiménez. Puri, va por ti aunque no te dediques a la numismática ni al coleccionismo, espero que disfrutes con este artículo. Un abrazo

Como continuación de la entrada "Origenes de la leyenda cristiana en la moneda medieval" vamos a estudiar a continuación la evolución de las leyendas a partir del siglo XIII.

Pero antes de eso, aunque no incorpore leyendas, si queremos dejar constancia de la primera moneda medieval castellano-leonesa que refleja simbolos netamente religiosos cristianos. Se trata del dinero de Alfonso VI (1072-1109). En el anverso presenta una cruz patada y alrededor la leyenda ANFVS REX. En el reverso aparecen los símbolos del crismón y las iniciales alfa y omega.


El crismón más usualmente admitido (como es el caso del dinero de Alfonso VI) es la representación del monograma de Cristo, XP. Consiste en las letras griegas X (ji) y P (ro), las dos primeras del nombre de Cristo en griego: Χριστός (Khristós). En otras versiones, la Ρ se sustituye por la T (tau) o una pequeña cruz latina. El crismón está acompañado con otros elementos como las letras α (alfa) y ω (omega), que representan el principio y fin de todas las cosas, como simboliza Cristo en las religiones cristianas.

Alfonso VII (1126-1157) además de símbolos (cruces) incorpora la leyenda "IHESVS" que invoca a Jesús, como en el anverso de este dinero. En el reverso pone "LEO CIVI · II S" que no es sino abreviatura en nota de "Leonis Civitas - Duos Sanctorum" (referido a los santos Facundo y Primitivo, véase entrada).


Tampoco queremos olvidarnos de las representaciones que se realizan de cristo a lo largo del siglo XII y XIII en la iconografía conocida como "arbol de la vida" (del cual hablamos en otra entrada del blog), que representa la cruxifición de Cristo. Valgan a modo de ejemplo este dinero de Alfonso IX o este otro atribuido dudosamente a Fernando III y más propio, quizás, de tiempos de Sancho IV.

Dinero de Alfonso IX (1188-1230) A/Arbol de la vida, custodiado a los lados por leones R/IDEANFONS REX, alrededor de una cruz patada con veros sobre vástagos en los cuarteles (Imagen de www.omni.com)



Dinero de Fernando III el Santo ¿? (1217-1252). A/ MONETA LEGIONIS rodeando al arbol custodiado por dos leones. R/anepígrafa, cruz latina.

Con los maravedis de Fernando II de León (1157-1188) nos encontramos la leyenda IN NE PATRIS I FLI SPS SCI (IN NOMINE PATRIS I FILII ET SPIRITUS SANCTI, "En el nombre del Padre, del Hijo y del Epiritu Santo", en alusión a la Santísima Trinidad. Por supuesto, en otras se alude al Apóstol Santiago.

Entrando propiamente en el tema de las leyendas a partir del siglo XIII, conviene situarnos en primer lugar en el contexto histórico-social en el cual nos encontramos. A principios del siglo XIII, entramos en una fase de deshuso de las leyendas cristianas en toda Europa. Esto se explica por el asentamiento de las doctrinas electivas en el nombramiento de los reyes. Es a mediados del siglo XIII cuando se retoman las tesis del principio dinástico, de la primogenitura masculina y la indisivilidad de la Corona. Por lo tanto, he aquí un primer apunte, si la leyenda cristiana en un primer momento era un elemento frente al Islam, ahora pasará a ser un elemento contra el poder de la Iglesia.

Era frecuente que hasta que no se produjera la consagración eclesiástica del Rey, no se era verdaderamente Rey. El sacramento daba legitimidad espiritual al Rey para gobernar a su pueblo. Por tanto desde la muerte del monarca anterior, hasta la consagración se producían frecuentes situaciones de interregno que solo beneficiaban la intromisión de la Iglesia en el poder político. Esta tradición fue rota por Felipe III de Francia en 1270, que al morir su padre Luis IX, asumió rápidamente la totalidad de poderes sin esperar la consagración. Dicho acto se apoyó en la doctrina del "ius sanguinis" o derecho hereditario, por el cual el mero hecho de ser el heredero al trono era algo legitimado directamente por Dios y por el pueblo. El papel de la Iglesia pasa a ser de mero testigo. El nacimiento del heredero se convierte en "juicio de Dios" que avalaba el poder de la dinastía.

Es dentro de este nuevo contexto político. e ideológico cuando Luis IX de Francia (1226-1270), un rey profundamente religioso y defensor de la Cruzada, dentro de sus reformas monetarias imponga, tras siglos de silencio, determinadas leyendas religiosas en sus nuevas piezas, así en el Escudo o Dinero de Oro colocó la leyenda: XPS VINCIT XPS REGNAT XPS IMPERAT ("Cristo vence, Cristo reina, Cristo impera"). También retoma la leyenda "LUDOVICUS DEI GRATIA FRANCORUM REX, para refrendar la potenciación del poder real y la legitimación dinástica. La leyenda SIT NOMEN DOMINI BENEDICTUM se convirtió en la marca de la plata real francesa sobre todo en el glos que se convirtión en la divisa internacional de plata en Europa hasta el siglo XV.
De esta manera concluye el siglo XIII y comienza el XIV, con los poderes de las monarquías reforzados por su relación directa con Dios, y con un papado en crisis que tiene que buscar una nueva ubicación ideológica. La búsqueda del apoyo de la divinidad a determinadas políticas o como respaldo a la legitimidad en el trono llevará constantemente a la utilización de leyendas religiosas. Ejemplos de ello veremos en la numismática medieval castellano leonesa. Por citar algunos:

Real de Pedro I (1350-1369). Ceca: Sevilla. Leyendas: A/ DOMINVS MICHI ADIVTOR ET EGO DISCIPIAM INIMICOS MEOS (Traducción: Dios mío ayudame, y yo veré derrotados a mis enemigos). Se trata de una variante del Salmo 118, versículo 7 de la Biblia que dice "Dominus mecum adivtor meus, et ego discipiam inmicos meos". R/PETRUS REX CASTELLE ET LEGIONIS.

Real de Vellón de Enrique II (1369-1379). Ceca: Córdoba ¿?. Leyendas: A/ DOMINVS MICHI ADIVTOR ET EGO DISCIPIAM INIMICOS MEOS R/ENRICVS DEI GRATIA REX CASTELLE

Blanca del Agnus dei de Juan I (1379-1390). Ceca: Toledo. Leyendas: A/AGNVS DEI QVI TOLIS R/CATA MVNDI MISERE.

En el cristianismo, Agnus Dei (latín: "Cordero de Dios" ) se refiere a Jesucristo como víctima ofrecida en sacrificio por los pecados de los hombres, a semejanza del cordero que era sacrificado y consumido por los judíos durante la conmemoración anual de la Pascua. Este título le fue aplicado por el profeta san Juan Bautista, durante el episodio del bautismo de Jesús en el río Jordán, según se relata en los evangelios:

Y le preguntaron: «¿Por qué, pues, bautizas, si no eres tú el Cristo ni Elías ni el profeta?» Juan les respondió: «Yo bautizo con agua, pero en medio de vosotros está uno a quien no conocéis, que viene detrás de mí, a quien yo no soy digno de desatarle la correa de su sandalia.» Esto ocurrió en Betania, al otro lado del Jordán, donde estaba Juan bautizando.

Al día siguiente ve a Jesús venir hacia él y dice: «He ahí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es por quien yo dije: Detrás de mí viene un hombre, que se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo. Y yo no le conocía, pero he venido a bautizar en agua para que él sea manifestado a Israel.»

Y Juan dio testimonio diciendo: «He visto al Espíritu que bajaba como una paloma del cielo y se quedaba sobre él. Y yo no le conocía pero el que me envió a bautizar con agua, me dijo: "Aquel sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre él, ése es el que bautiza con Espíritu Santo." Y yo le he visto y doy testimonio de que éste es el Elegido de Dios.»

Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios.» Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús.


Las primeras comunidades cristianas adoptaron el símbolo en el contexto de las persecuciones que sufrían a manos de los romanos.


Blanca de rombo de Enrique IV (1454-1474) ceca La Coruña. A/XPS VINCIT XPS alrededor de un rombo con león rampante. XPS es la abrevitura de Christus (como sabemos procedente del griego Χριστός, Khristós ). "Cristo vence, Cristo". R/ENRICVS DEI GRACIA ("Enrique por la gracia de Dios") alrededor de un rombo con castillo y venera (ceca) debajo.


Blanca de la banda de Enrique IV (1454-1474) ceca Toledo. A/ENRICVS QUARTVS DEI GRATIA alrededor de un círculo que contiene un castillo ("Enrique IV por la Gracia de Dios") R/ XPS VINCIT XPS REGNAT alrededor de un círculo que contiene un escudo con una banda, con T (ceca) encima del escudo ("Cristo vence, Cristo reina"). Imagen de www.maravedis.net


Medio castellano de los Reyes Católicos (1475-1497) ceca Sevilla. A/QVOS DEVS CONIVNGIT HOMO NON SEPARET (en este tipo de monedas las leyendas aparecen abreviadas dada la longitud de la frase) alrededor de los bustos de los reyes coronados y afrontados ("Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre". Evangelio según San Mateo 19, 3-6). R/FERNANDVS ET ELISABET DG alrededor del escudo coronado de castillos y leones, con S (ceca) a ambos lados ("Fernando e Isabel por la gracia de Dios").


Aunque no es leyenda alusiva a Dios, no deja de ser curiosa en tiempos de los RRCC la alusión a personajes biblicos como uno de los autores de los Evangelios, San Juan, representado heráldicamente como un águila y adoptado en el escudo de armas de la monarquía. Esta moneda, ejemplo de ello, es un excelente de oro (equivalente a 2 castellanos) de los Reyes Católicos (1475-1497) ceca Sevilla. A/FERNANDVS ET ELISABET REX ET REGINA alrededor de los las figuras sentadas de los reyes coronados y afrontados; en el campo, marcas de ceca y ensayador ("Fernando e Isabel rey y reina") R/ SVB VMBRA ALARVM TVARVM PROTEGE NOS alrededor de los escudos de Castilla/León y de Aragón/Sicilia unidos y coronados, cobijados por el águila de San Juan ("Bajo la sombra de tus alas, protégenos").

BIBLIOGRAFÍA: Las fuentes bibliográficas serán aportadas en breve.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En breve será publicado