lunes, 13 de febrero de 2012

El misterio del medio tornés de Fernando I de Portugal (1367-1383)

Por su gran interés numismático, queremos hacernos eco de este artículo publicado en la web certiberia.net con fecha 26/03/2008.

Si existen monedas raras e incluso enigmáticas, acuñadas durante el medievo en Hispania, sin duda, una de ellas es el medio tornés de Fernando I de Portugal que nos ocupará en este breve trabajo. Medio tornés por denominarle de algún modo, porque hasta su nombre no parece estar fijado.
La crisis política surgida de la lucha por la Corona de Castilla ente el rey Pedro I (1334-1369) y Enrique de Trastámara (1333-1379), que vivirá uno de sus momentos álgidos con el asesinato de Pedro a manos de Enrique tras haberlo derrotado en la Batalla de Montiel (1369), dará motivo a Fernando I de Portugal para autoproclamarse rey de Castilla.
El rey portugués "mançebo valiente, ledo e namorado, amador de molheres e achegador de ellas... fremoso en parecer e muito vistoso", al decir de Fernán Lopes, basaba su derecho en ser bisnieto de Sancho IV de Castilla, cuya hija, doña Beatriz, se había desposado con el monarca portugués Alfonso IV. El asesinato de Pedro I, tan odiado por la nobleza y clero, como respetado y querido por el pueblo, hizo que alzasen sus pendones y tomasen partido por el rey de Portugal casi todas las ciudades y villas de Galicia, encontrándose entre ellas Tui, Salvaterra, Baiona, Allariz, Milmanda, Araúxo, Ourense, Ribadavia, Lugo, Padrón, A Rocha, Santiago o La Coruña. En Castilla se levantaron también en favor de Fernando I, poblaciones de la entidad de Zamora, Ciudad Rodrigo o Valencia de Alcántara.
En junio de 1369, entrando en Galicia por Tui, el rey Fernando I de Portugal conquista diversas villas hasta llegar a La Coruña, a donde previamente había enviado una escuadra de ocho galeras. Su entrada en esta ciudad, según el mismo Fernao Lopes, hizo que todos los vecinos saliesen a recibirlo, y con ellos el después famoso Juan Fernández de Andeiro, entonces regidor de la ciudad. Andeiro, que no conocía al rey de Portugal, iba dando voces diciendo: "¿Hu ven aquí meu señor el-rey Don Fernando?". El rey, al oír esto, dio espuelas al caballo en que montaba y contestó: "¡Eu son, eu son!". Entonces Andeiro le besó la mano y lo propio hicieron los que le acompañaban. De este modo, se posesionó de La Coruña el monarca portugués, posesión que duró hasta el año 1371, aunque según otros autores se prolongó, abasteciéndose por mar hasta 1373.
Las crónicas que aquel tiempo coinciden en señalar que Fernando I de Portugal acuñó moneda en varios lugares de su nuevo territorio:
"Elle (el Rey) mandou fazer moeda de seus sinaes, douro e prata e graves e barbudas em alguns logares que sua voz tomarom, assi como em Çamora e na Crunha, e em Tuy, e em Valença, e em Milmanda; e pose em ellas seus tesoureiros e officiaes segundo para ello compriam, os quaes despendiam e davam per suas cartas e mandados aquellas moedas que se estomçe corriam por todo o reino de Portugal".
[Fernán Lopes. Chronica de El-Rei D. Fernando, cap. XXVIII. Cito por Vaamonde Lores (1936), p. 254 ].
El Cronicón Conimbricense coincide en que Fernando acuñó moneda en diversos lugares de su nuevo reino: "foise a Galizia e tomou Tuy, e Ourem, e Salvaterra, e Redondela, e Bayona, e a Chrunha, e outros lugares muytos em Galiza, e fez bater sua moeda de prata, e douro, e na Crunha, e em Tuy, para pagar o soldo aos que o serviao".
Las clases de monedas que Fernando hizo labrar en todas sus cecas, según Teixeira de Aragao [Descripçao geral e historica das moedas cunhadas en nome dos Reis (...), Lisboa, 1875, t. I, p. 180] eran las siguientes:
-De oro: doblas y medias doblas.-De plata: reales y medios reales.-De vellón: torneses, medios torneses, barbudas, medias barbudas, graves, pilartes y dineros.
Una de las piezas de las que se ocupó Teixeira de Aragao, y que por su rareza el autor no se atreve a clasificar, preguntándose si será acaso un medio tornés, es la que motiva estas líneas, y de ella ha aparecido un ejemplar en una excavación realizada hace tan sólo dos años en La Coruña.




En el anverso aparecen las armas de Portugal. De acuerdo con el mismo Teixeira de Aragao, en el reverso podría leerse: "SI : DNS : MICHI : AIVT. Castello, tendo á esquerda CR, e á direita V (CRVnha)".
Pero lo que desorienta a los numismáticos portugueses en el estudio de esta moneda, es el reverso de la misma, en el que no aparece grabado el busto del rey, sino lo que ellos nombran un "castelo", que podría ser, nada más y nada menos que la famosa Torre de Hércules en opinión de César Vaamonde Lores ¿Sería posible? ¿Alguien conoce otras piezas y puede proporcionar más información sobre esta enigmática y rara moneda?

BIBLIOGRAFÍA
-Barreiro Fernández, Xosé Ramón. Historia de la ciudad de La Coruña. La Coruña : La Voz de Galicia, 1996.
-Vaamonde Lores, César. "De monetaria gallega". En: Boletín de la Real Academia Gallega, t. 22, nº 253-263 (1934-1936).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En breve será publicado