lunes, 13 de febrero de 2012

El arbol de la vida ¿dinero de Fernando III el Santo?


El arbol de la vida (lignum vitae) es un elemento común a la mayoría de las religiones y culturas: para los egipcios se trataba de una representación de la vida y de la muerte, la conexión entre dos mundos; En la mitología china, una escultura de un Árbol de la Vida representa un fénix y un dragón; el dragón representa a menudo la inmortalidad.(Una historia taoísta habla de un árbol que produce un melocotón cada tres mil años. El que come el fruto recibe la inmortalidad). En la cultura india, el arbol de la vida representa la fecundidad e incluso la inmortalidad. Para las culturas precolombinas el arbol conectaba el inframundo (raices), con el mundo terrenal (tronco) y el cielo (la copa). Etz Chaim, en hebreo para "Árbol de la vida", es un término común usado en el judaísmo. La expresión, que se encuentra en el Libro de los Proverbios, en sentido figurado se aplica a la Torá misma.

Desde una perspectiva cristiana el árbol de la vida es simbólicamente visto como Jesucristo. En el periodo gótico cuando la sociedad empieza a tomar cuenta de la crueldad de mundo terrenal, se empieza a abandonar la imagen del Cristo majestad por la del Cristo crucificado, representando su imagen el dolor y el sufrimiento en el mundo terrenal. Artísticamente, en la pintura gótica, la Crucifixión de Cristo empieza a conjugarse con la imagen del arbol, eje del mundo, de la regeneración cíclica, de la resurrección de la vida. Ya en los manuscritos de fines del siglo XIII aparecen ilustraciones en las que se representa a Cristo clavado en la cruz, entendida como un gran árbol constituido por ramas, hojas y frutos. La representación del arbol se suele hacer con 8 ramas. El significado del número ocho es perfectamente acorde con el mensaje de vida que lleva implícito el tema: el ocho es símbolo del equilibrio cósmico y, particularmente, de la resurrección del hombre. Sobre esas ramas también se suelen representar los frutos, representando a las distintas virtudes: la obediencia, la verdad, la justicia, etc.



Esta moneda la vi hace unos 10 años por primera vez y me enamore de ella. Me fascinó su alto contenido iconográfico. Desde entonces la busqué en subastas y numismáticas, pero unas veces por su desorbitado precio o por mala suerte no he podido conseguirla. Diez años después, la he conseguido. Sin duda la espera mereció la pena y tengo el inmenso placer de compartirla con todos vosotros la que considero joya de mi colección de medievales, para que abramos un nuevo debate y comenteis lo que se os ocurra. ¿Qué quiso realmente representar Fernando III con los leones custodiando el arbol? ¿el custodio de Dios en la tierra? A tenor de la gran religiosidad de este monarca y de su afán de cruzada, parecería indicar eso. Otra cuestión ¿tuvo Fernando III tiempo para acuñar monedas?, ¿es de Fernando III realmente o debe atribuirse a otro monarca, y en consecuencia, dejar sin acuñaciones al monarca mas importante de la cristiandad? Sería un tema polémico ¿algún documento que refrende esta posibilidad?

Como dato señalar que sus leyedas parecen claramente góticas luego ello nos ayudaría a situarla no antes del año 1200.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En breve será publicado